SÍGUENOS

Facebook Vera-Cruz Twitter Vera-Cruz Google + Vera-Cruz Canal You Tube V C Facebook C V C Suscribirse marcadores

AGENDA

Sábado 24 Junio
Fin plazo inscripción al CVC
11:00 Horas
Domingo 25 Junio
Jura de la Junta de Oficiales
12:00 Horas
Jueves 29 Junio
Reunión XXVIII CVC
21:00 Horas
Jueves 06 Julio
Santa Misa de Hermandad
21:00 Horas

ANUARIO 2016

ÚLTIMA GALERÍA FOTOS

GALERÍA JUEVES SANTO

BLOG CAMPAMENTO V C

WEB CONGRESO CARIDAD

TWITTER OFICIAL HDAD

VIA CRUCIS

JUEVES SANTOS VENIDEROS


Es la primera capilla en el muro del evangelio una vez que nos adentramos en el la Ermita de San Gregorio por la puerta principal. Es de planta rectangular y recibe luz del exterior a través de una ventana lateral con reja y vidriera que, en su exterior, está flanqueada por dos artísticos azulejos trianeros con las imágenes del Stmo. Cristo de la Vera-Cruz y de María Stma. de las Angustias Coronada.

Tal como la conocemos hoy en día es el resultado de la restauración de 1978. El suelo es de mármol rojo, al igual que el zócalo que recorre todo el interior de la capilla. La cubierta es de bóveda vaída en su mayor parte decorada con pinturas que representan la Asunción de la Virgen a los cielos, obra del pintor sevillano Francisco Gómez.

Bajo la capilla existe una cripta que ha sido lugar de enterramiento de familias cruceras ilustres de Alcalá del Río. Así en el siglo XIX recibieron sepultura es esta cripta miembros de la familia Rull. A principios del siglo XX fue enterrado en ella el famoso diestro Antonio Reverte Jiménez, Hermano Mayor y benefactor de nuestra Hermandad, que falleció el día 13 de septiembre de 1903. Una losa sepulcral situada en el suelo a la entrada de la capilla nos recuerda tal evento. Reposan también en esa cripta los restos mortales de D. Antonio García-Baquero y García-Baquero, sobrino-nieto del anterior y Coronel del Ejercito Español, que falleció el 8 de abril de 1967 en olor de santidad. El 20 de mayo de 1972 fueron trasladados sus restos a nuestra capilla de la Vera-Cruz.

El retablo, situado en el muro del fondo, es de estilo barroco y fue construido en el siglo XVIII. En su hornacina central se sitúan nuestras imágenes titulares: el Santísimo Cristo de la Vera-Cruz y María Stma. de las Angustias Coronada. En una hornacina lateral se encuentra la figura de Santa María Magdalena.

Quien ahora pase por la calle Real de Castilla queriendo observar el viejo caserón sin valor artístico del s. XVIII contemplará en este mismo lugar un gran edificio coronado por una espadaña con cuatro campanas. Su fachada, armoniosamente adornada de balconada, óculos vidriados y artísticos retablos cerámicos de Nuestros Titulares encuadrados en piedra, contiene un amplio arco que, tras dar paso a un acogedor compás, franquea la entrada a todo el volumen interior del edificio Vera-Cruz. Por detrás, en el lugar antes ocupado por los corrales y las cuadras, se alza como edificio anejo a éste el de la Residencia Asistida para Mayores Virgen de las Angustias.

Nuestra Casa-Hermandad, singular edificio de más de 1500 m2 construidos, ha sido realizado gracias al esfuerzo y la dedicación de muchos cruceros anónimos que han aportado su granito de arena para conseguir que el sueño se hiciera realidad.
En él se alberga la mayor parte del patrimonio de la Hermandad, ya que sus impresionantes salas de exposición permiten albergar multitud de enseres, incluidos el paso procesional del Stmo. Cristo de la Vera-Cruz y el Palio de la Stma. Virgen de las Angustias Coronada (ambos íntegramente montados). En su salón de actos, con capacidad para casi 500 personas sentadas, la Hermandad realiza multitud de actos y celebraciones. También alberga las dependencias administrativas, secretaría, mayordomía, dependencias del Grupo Joven, así como el archivo de la Hermandad.
Pero no son estas las únicas dependencias que posee esta Hermandad. En la plazoleta de San Gregorio se alzan otros dos edificios pertenecientes a esta Corporación: la antigua Casa-Hermandad (aneja a la Ermita de San Gregorio y situada en el solar de la antigua vivienda del ermitaño) que actualmente se usa como almacén y salón de usos múltiples; y el edificio de formación (primigenia Casa-Hdad. y antigua sede del Grupo Joven), reedificado en 2006.


Hoy podemos admirar la mayor parte del magnífico Tesoro de nuestra Hermandad, expuesto de forma magistral y con sólido criterio museístico, en el Museo Vera-Cruz; que fue bendecido e inaugurado el domingo 8 de octubre de 2006. Gracias al encomiable trabajo de un grupo de hermanos, que durante meses estuvieron configurando esta magnífica muestra, en varias salas de las plantas baja y primera del Edificio Vera-Cruz, se pudieron redistribuir los enseres que hasta ahora estaban expuestos en distintos lugares y sacar a la luz otros que, restaurados o de más reciente adquisición, merecían un lugar destacado por su valía histórica y artística.

Entre los enseres que pueden ahora observarse con más detalle figuran numerosas piezas que pertenecen al ajuar del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, incluidos algunos que, con el paso del tiempo, han caído en desuso. Entre los segundos, podemos admirar una corona de espinas y varios prendedores que el Stmo. Cristo usó en épocas pretéritas, cuando aún lucía melena de pelo natural y sudario de tela sobre el tallado; igualmente, la primitiva cruz del Crucificado, que fue realizada a mediados del s. XVI. Entre los que se encuentran en uso, podemos contemplar varios juegos de potencias del Stmo. Cristo, o el velo que, cada Jueves Santo, pende del madero de la Sagrada Imagen, así como la crestería que lo soporta.

Junto a las pertenencias del Stmo. Cristo, sobresale igualmente, en esta primera planta del Museo, el ajuar de María Stma. de las Angustias Coronada; de incalculable riqueza y proporcional a la veneración de sus hijos que, a lo largo de los siglos, le han ofrecido estas dádivas como signo de devoción. De entre los muchos atuendos de la Stma. Virgen que se muestran en esta exposición, podríamos destacar las dos sayas que la Madre de Dios ha lucido habitualmente en las procesiones de Jueves Santo: la más antigua, actualmente sobre terciopelo burdeos y anteriormente bordada sobre terciopelo negro, la lució María Stma. de las Angustias hasta 1909, fecha en la que se confeccionó la actual, bordada en terciopelo verde por el taller de Juan Manuel Rodríguez Ojeda. Junto a la destacada colección de sayas y mantos de camarín, se exponen, igualmente, varias aureolas y preseas de la Sagrada Imagen; especialmente destacada es la corona de imperiales del segundo tercio del s. XVIII; así como varios cíngulos y tocas de sobremanto, además de la primitiva enagua de la Stma. Virgen, custodiada a través de los siglos por sus camareras y ahora expuesta en el Museo.

En la planta baja destacan los pasos procesionales, montados íntegramente, del Stmo. Cristo de la Vera-Cruz y María Stma. de las Angustias Coronada. Junto a ellos, se muestran en dos vitrinas la mayor parte de las insignias que jalonan nuestro cortejo procesional: una para el cortejo del Stmo. Cristo y otra para el cortejo de la Stma. Virgen. De entre estas piezas, todas ellas de un gran valor artístico, podríamos destacar la Cruz de Guía que, cincelada en plata de ley, mereció el Primer Premio de Orfebrería Sevillana en 1968; el Guión de la Radicación en la Real Ermita de San Gregorio, que recuerda la estancia de nuestra Hermandad, desde su fundación, en esta Sede Canónica; el Guión de XXV Aniversario de la Coronación Canónica de María Stma. de las Angustias, que fue confeccionado para conmemorar tan magno acontecimiento; el Simpecado que, bordado en oro sobre terciopelo verde, podría datarse en el s. XIX; o los singulares ciriales, en cuyos templetes se cobijan unos ángeles que portan atributos de la Pasión o Marianos y Sacramentales, según antecedan al paso de misterio o al de palio.

En cuanto al horario de visitas, al Tesoro se puede acceder todos los sábados de 11:00 a 13:00 horas; con independencia de las que puedan concertarse –previa cita– para grupos organizados. Entre estas visitas programadas, destacan las organizadas con motivo de la Jornada de Puertas Abiertas que tuvo lugar el 9 de octubre de 2010, víspera del XXXIX Aniversario de la Coronación Canónica de María Stma. de las Angustias. Durante este día, accedieron a esta exposición, aproximadamente, 300 visitantes distribuidos en varios grupos; entre los que había un número considerable de personas que no eran hermanos, muchos de ellos venidos de fuera.

Hoy, esta idea que nació hace, aproximadamente, medio siglo es ya una realidad; una apuesta firme que la Hermandad de la Vera-Cruz pone a disposición de todos los alcalareños y foráneos que nos visiten. Finalizado este proyecto, llega el momento de encomendarse al Stmo. Cristo de la Vera-Cruz para que, con la mediación de su Bendita Madre de las Angustias, nos ilumine ante los nuevos retos que ahora se nos presentan.

 

A lo largo de los siglos, muchas han sido las composiciones dedicadas a nuestros Titulares o a nuestra Hermandad por artistas de reconocido prestigio y por Hermanos que han trasmitido sus sentimientos a través de la música o el canto. He aquí una relación de las marchas cofrades y coplas para cultos dedicadas a la Hermandad de la Vera-Cruz de Alcalá del Río:

 

Marchas de procesión:

 

Cristo de Vera-Cruz

Manuel Borrego Hernández

1932

Virgen de las Angustias

Pedro Morales Muñoz

1974

Angustias de Alcalá del Río

Abel Moreno Gómez

1995

Angustias de los Cruceros Coronada

Juan José Puntas Fernández

1996

Cristo de los Cruceros

José Manuel Bernal Montero

1997

Madre de las Angustias

Ntro. Hno. Juan Manuel Velázquez Ruiz

2002

Cristo del Alma

Ntro. Hno. Juan Manuel Velázquez Ruiz

2002

Angustias

Juan Manuel Cutiño Garrido

2003

Lignum Crucis

Jesús Salas Orden

2003

Cruz Redentora

Manuel Ortega Delgado

2012

 

Coplas para cultos:

 

Coplas al Señor de la Vera-Cruz y Ntra. Sra. de las Angustias

Antonio Velázquez Cárdeno

1925

Coplas al Stmo. Cristo de la Vera-Cruz

José Meléndez

1927

Coplas al Cristo de la Vera-Cruz

Joaquín Ríos Martín

1939

Plegaria

Rafael Márquez Galindo

1954

Al Stmo. Cristo de la Vera-Cruz (obra para violín, viola, violonchelo, armonio y solista)

Ntro. Hno. Juan Manuel Velázquez Ruiz

2001

Contemplación

Ntro. Hno. Juan Manuel Velázquez Ruiz

2002

Misa de Réquiem

Ntro. Hno. Juan Manuel Velázquez Ruiz

2004

 

Otras composiciones:

 

Himno de la Hermandad

Ntros. Hnos. Juan Manuel Velázquez Ruiz y Manuel Ramón Pino Velázquez

2003

El Día de la Cruz (marcha de ordinario)

José Manuel Bernal Montero

1998

Jueves Santo en Alcalá del Río (marcha clarines y timbales)

Escuadrón de La Paz

1997

Via Crucis al Stmo. Cristo de la Vera-Cruz

Ntro. Hno. Juan Manuel Velázquez Ruiz

2002

 

 

Durante siglos, la devoción crucera se ha heredado, transmitido, vivido, soñado, cantado, llorado…; pero nunca se ha perdido en el tiempo, nunca se ha desvanecido, pues es incombustible, inagotable, eterna, inmortal. Nuestros Amantísimos Titulares han sido objeto de los más bellos versos y de las palabras más emotivas; todas ellas insuficientes para describir lo que su mera contemplación representa. He aquí una breve recopilación:

 

 Seguíale después de esta Srª
aquel divino Stº Simulacro
de Cristo Ntrº bien, que por nosotros
y para redimirnos del pecado
quiso morir ignominiosamente
en la Cruz; dulce bello, hermoso árbol
que a sus penas, fatigas y dolores,
fue el más apetecido lecho amado
descanso para Cristo en sus fatigas
y para el hombre escudo fuerte y Santo
por cuya causa tiene este Señor
de Vera-Cruz el título adorado…

Marcos García Merchante (1755)
-------------------------------------------------


Eres estrella de Oriente,
aurora de la mañana,
rosa de la primavera
y azucena delicada

N. H. Josefa Sánchez (1ª mitad s. XX)
--------------------------------------------

¡Ay Virgen de las Angustias!
¿Qué tienen tus ojos negros?

La luna pintó de plata
calles y casas del pueblo;
en el aire se vivía
plástica de sentimientos
de cercanos naranjales
y de aromas en los huertos;
ambiente andaluz de raza
local ambiente crucero,
confusión, algarabía,
rumores, charlas, requiebros.
En la puerta de la iglesia
brotó, de pronto, el silencio;
un silencio que crecía
por las callejas adentro;
silencio total del aire,
silencio total del cuerpo;
mudas restaron las casas,
mudos los árboles fueron,
y hasta las aguas del río
se quedaron en suspenso.
Floración de los ciriales,
Las velas de ciento en ciento,
rompieron la oscuridad
al paso del Cristo muerto,
Cristo de la Vera-Cruz,
orgullo de alcalareños;
mis ojos pasar te vieron…
Alto el cadáver divino,
en alto de amores tenso;
hombres niños y mujeres
crispan sus manos el fuego
de la votiva candela,
ofrenda viva del alma
que saber orar en silencio.

¡Ay Virgen de las Angustias!
¿Qué tienen tus ojos negros?
¿Qué dulce encanto transmiten
con sus divinos destellos?

Procesión de madrugada,
Amor de limpios conceptos;
el llanto acudió a los ojos
y en el corazón despierto
de encontradas emociones,
un ardiente florilegio.

¡Ay Virgen de las Angustias!
¿Qué tienen tus ojos negros?

Porque después yo te he visto
cruzar las calles muy quedo;
sólo un rumor de pisadas
alteraban el silencio;
me pareció verte andar
como una mujer del pueblo
siendo Tú Reina de las reinas
y la Reina de los cielos.
Y no vi el llanto en tus ojos,
Tu rostro estaba… contento;
alegría del dolor
que el amor guarda en su pecho
- Amigo ¿tú no recuerdas
cuando la estábamos viendo?
Por la Laguna pasaba
la procesión en silencio…
¡La Virgen de las Angustias!...
Angustia de no ser bueno,
angustia de ir en pecado
mirando tus ojos negros.
Quizás lo callen sus labios,
quizás lo guarde en su pecho
como preciada reliquia,
como se guarda un secreto,
pero, ay, Madre de mi alma,
Reina y Señora del Cielo,
si lo calla no es vergüenza,
quizás un remordimiento,
porque el que mira tus ojos
es para siempre crucero.

¡Ay Virgen de las Angustias!
¿Qué tienen tus ojos negros?

Miguel García Posadas (1954)
 
----------------------------------------

Yba después la Virgen de las Angustias
en su hermoso espacioso bello paso,
con su palio de rico terciopelo,
cuyas cuatro fachadas adornaron
de plata de martillo cinceladas
letras en proporción, y buen tamaño
que del Stabat Mater dolorosa
los dos primeros versos compendiaron…

Marcos García Merchante (1755)
-------------------------------------------------

…Mujercita de la villa
que vas en la procesión,
elevas el corazón
hacia el Cristo milagroso
de Vera-Cruz, que es el gozo
donde duerme la ilusión.
Y si alguna vez la vida,
da a tu ternura el dolor,
acuérdate con amor
de una Imagen prodigiosa,
más hermosa que las rosas…
Angustias se le llamó.

Alfredo Amores Alonso (1940)

-------------------------------

Todos los niños preguntan
¿Madre, esta qué Virgen es?
y su madre le contesta:
es la Virgen de las Angustias
la que tienes que querer.

Saeta de Antonio Rodríguez “el Góngora” (mediados s. XX)
---------------------------------------------------

De rosa, nardo y jazmines
están haciendo una corona
pa ponérsela en la Cruz
a esa divina persona:
el Cristo de la Vera-Cruz.

Saeta de Manuel Espinosa Acuña “el Goyo” (mediados s. XX)
-----------------------------------------------------------------------------
…Qué no busquen en la historia
el hacedor de tu cara
que Angustias bajó del cielo
en una noche estrellada…

N. H. Mª Carmen de los Santos Bravo (1996)
---------------------------------------------------
Hay quien de envidiar tu nombre,
no lo pronuncia siquiera,
sin más razón y motivo
que Angustias a gloria suena.
(…)
Envidia te tiene el aire,
envidia te tiene el sol,
envidia te tiene el mundo
y casi hasta el mismo Dios.

N. H. Ana Mercedes Fernández Romero (2001)
---------------------------------------------------------------------------
…Mira si sabe la Virgen
nuestros caminos andados,
que aunque olvidemos a Dios
Ella nos tiende las manos,
porque al pronunciar Su Nombre
poniendo Amor en los labios
nos viene la Salvación
y el Cielo vamos ganando,
que cuando se dice Angustias
en la Gloria se va entrando…

Rafael de Gabriel García (2006)

Cuando cierre los ojos,
y sólo brilles Tú,
los brazos extendidos,
en Santa y Vera-Cruz.
Al elevar mis alas,
pasada toda luz,
acójame amorosa
Tu Santa y Vera-Cruz.

Mª Carmen Hernández Ramos (2012)
-------------------------------------------------
Envuelta en luz purísima de aurora,
Gabriel, como elegida, te visita;
tu voz es, sin porfía, en esa cita
testimonio de fe abrumadora.
Fúlgida luz de magia cegadora
da a tus ojos destellos de otro cielo;
y en tu rostro posa el ángel su dedo
anunciando en el azul de la hora:
“Virgen de las Angustias, Mediadora,
por ventura de Gracia proclamada,
dulce Madre del reino que enamoras,
es tu belleza fuente surtidora
para la Vida que en tu esencia mana;
sagrario de su Sangre Redentora”.

Manuel Padilla García (2011)
-------------------------------------------------