SÍGUENOS

Facebook Vera-Cruz Twitter Vera-Cruz Google + Vera-Cruz Canal You Tube V C Facebook C V C Suscribirse marcadores

CARTEL 2017

AGENDA

Sábado 01 Abril
Presentación orientaciones pastorales Arzobispado
12:30 Horas
Sábado 08 Abril
Cabildo de salida
12:30 Horas
Sábado 08 Abril
Solemne Vía Crucis
22:00 Horas
Domingo 09 Abril
Domingo de Ramos. Campanita
12:00 Horas
Jueves 13 Abril
Día del Amor Fraterno Jueves Santo
00:00
Sábado 15 Abril
Pascua de Resurrección
19:00 Horas

ÚLTIMA GALERÍA FOTOS

GALERÍA JUEVES SANTO

BLOG CAMPAMENTO V C

WEB CONGRESO CARIDAD

TWITTER OFICIAL HDAD

JUEVES SANTOS VENIDEROS

VIA CRUCIS

VIDA DE HERMANDAD

El Jueves Santo se ha ido sin haber llegado del todo, nos escribía el anterior Hermano Mayor José E. Romero Fernández hace ya cinco años. Y continuaba contando en el Boletín de Quinario 2011:

“Nos hemos quedado sin esa luz del más luminoso de los días, habiéndonos confortado con la única  luz que desprendió la tarde; un fulgor en la Ermita que desde los orígenes constituye nuestra casa donde, en su interior, el Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, por mediación de su Madre, la Virgen de las Angustias, nos otorgaba clarividencia para adoptar la única decisión posible. (…)

Sobrecogía la imagen de nuestra Casa Hermandad rebosante de ilusiones frustradas; pero, también repleta de sabiduría, de madurez, de saber estar, de serenidad y de firmeza. Este nuevo episodio de nuestra historia ha puesto de manifiesto, una vez más, el temple de nuestros hermanos. Hemos visto, con creciente admiración, cómo no se producía ni una escena de histeria, ni una señal de descontrol en las largas horas de espera en nuestro Edificio Vera-Cruz convertido en recinto de unción sagrada. La contención y la tranquilidad demostrada ante la adversidad no representan sólo un gesto de grandeza y madurez, que nos encumbra como cruceros y como personas; sino la más poderosa arma para sobreponernos a esta situación negativa y desconocida.”

 

Cinco años han pasado de aquel 21 de abril de 2011, un Jueves Santo sin Estación de Penitencia pública por las calles de Alcalá del Río. Ni siquiera los hermanos de mayor edad recordaban un momento así. Los nazarenos y mantillas en la casa de hermandad esperaban pacientes la posibilidad de un cambio en el cielo. Pero no ocurrió, la lluvia con mayor o menor intensidad hizo aparición durante toda la tarde noche y la madrugada. No había otra decisión posible. Ese año la Estación de Penitencia la realizó cada hermano de la Vera-Cruz en su interior, en lo más profundo de su corazón.

Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que han existidos tres momentos en las últimas décadas de nuestra Hermandad, que han convertido nuestra Estación de Penitencia en lo que es hoy en día. Tres puntos de inflexión, desde donde ya no es posible la vuelta atrás. Son el Jueves Santo de 1980 cuando el recién creado Grupo Joven organizaba una cofradía seria y responsable que brillaba por el testimonio de sus nazarenos durante la Estación de Penitencia. Unos años después, en la tarde del Jueves Santo de 1985, nuestra cofradía sufre un fuerte aguacero, quedando las filas de nazarenos formadas y pasando el paso del Cristo entre sus filas con toque de tambor a paso ligero. Esa madrugada de 1985, la Hermandad de la Vera-Cruz organiza por primera vez procesión de regreso a nuestra Capilla exactamente igual a la de la tarde. Los nazarenos portaron el antifaz, en modo penitente, al no poder usar los capirotes de cartón estropeados por la lluvia. El tercer momento fue ese fatídico 21 de abril de 2011, cuando en una muestra de madurez absoluta por parte de todos, el Jueves Santo se nos fue entre las manos, y el Cristo de la Vera Cruz, y su Madre la Virgen de las Angustias se quedaron sin poder salir de San Gregorio. 

Tres recordados días que han fortalecido a la Hermandad, han engrandecido nuestra Estación de Penitencia, y ha hecho crecer como personas a sus hermanos.

Que el Cristo de la Vera-Cruz y su Madre de las Angustias nos acompañen siempre.