SÍGUENOS

Facebook Vera-Cruz Twitter Vera-Cruz Google + Vera-Cruz Canal You Tube V C Facebook C V C Suscribirse marcadores

CARTEL 2017

AGENDA

Sábado 01 Abril
Presentación orientaciones pastorales Arzobispado
12:30 Horas
Sábado 08 Abril
Cabildo de salida
12:30 Horas
Sábado 08 Abril
Solemne Vía Crucis
22:00 Horas
Domingo 09 Abril
Domingo de Ramos. Campanita
12:00 Horas
Jueves 13 Abril
Día del Amor Fraterno Jueves Santo
00:00
Sábado 15 Abril
Pascua de Resurrección
19:00 Horas

ÚLTIMA GALERÍA FOTOS

GALERÍA JUEVES SANTO

BLOG CAMPAMENTO V C

WEB CONGRESO CARIDAD

TWITTER OFICIAL HDAD

JUEVES SANTOS VENIDEROS

VIA CRUCIS

VIDA DE HERMANDAD

Cruces de hermanosCruz como símbolo del Amor.

Toma tu cruz y sígueme.

En la Cruz nos encontramos y unimos a Cristo en su Vera-Cruz.

Historia de Santa Elena

Hacia el año 327 la Emperatriz Elena de Constantinopla fue de peregrina a Jerusalén y deseó buscar la Santa Cruz. Mandó demoler el templo erigido a Venus en el monte Calvario e hizo cavar hasta que tuvo noticias, en los primeros días de mayo, de que se había encontrado la Cruz. Elena mandó construir un templo allí y otro en el monte de los Olivos. La Emperatriz y su hijo Constantino, que ya era emperador del Imperio romano, hicieron construir en el sitio del descubrimiento la Basílica del Santo Sepulcro, en el que guardaron la reliquia. A raíz de estos acontecimientos se implantó esta fiesta por todo el orbe cristiano. Ese es el origen de la Festividad de la Cruz el día 3 de mayo.

Cultos del QuinarioAltar de Quinario

La Hermandad desde tiempo inmemorial celebraba unos cultos al Stmo. Cristo de la Vera-Cruz, tenían un carácter de honras fúnebres y no tenían unas fechas fijas de celebración, aunque normalmente eran en febrero o marzo.  A finales del siglo XIX se transforma en un  quinario, que comienza a celebrarse en Pascua de Resurrección, convirtiéndose en una continuación de la fiesta de la Cruz, que desde tiempo inmemorial celebraba la Hermandad. A principios del XX tomaría la forma que conocemos en la actualidad, celebración del Quinario concluyendo el 3 de mayo con la festividad de la Santa Cruz.

La gran reforma de la Iglesia a todos los niveles se desarrolló durante el concilio Vaticano II, que fue convocado por el Papa Juan XXIII, en enero de 1959, y clausurado por su sucesor, el papa Pablo VI en 1965. Dentro de este concilio se aprueba la última gran reforma litúrgica, el documento sobre sagrada liturgia “Sacrosanctum Concilium”. La aprobación  del documento trae la reforma del santoral y del calendario litúrgico, quedando las fiestas de la Santa Cruz y Exaltación de la Cruz unificadas el 14 de septiembre.

Así nuestra Hermandad a final de la década de los años 60 del pasado siglo y con el concilio dando sus frutos, decide el traslado del Día de la Cruz, desde su tradicional día 3 de mayo, a un domingo intermedio de este mes, variable según el calendario de la Semana Santa y del Corpus Christi. El Quinario sigue celebrándose la semana previa a ese domingo, en un ambiente gozoso de Resurrección. Tras la creación del Grupo Joven se añadió en 1980 un acto final que, más que una innovación, es una recuperación de viejas tradiciones de la Hermandad: la procesión de la Cruz de mayo.

Paso procesional de la Santa CruzLa festividad del día de la Cruz el 3 de mayo sigue celebrándose en ciudades como Granada y algunos pueblos de España. También se celebra en algunos países de América del sur como en México.

Han pasado más de cincuenta años de aquellos cambios, a los que nuestra Hermandad supo adaptarse sin ningún problema. Pasamos a celebrar los cultos de mayo siguiendo el calendario litúrgico de la Semana Santa, y terminando la fiesta de la Cruz con la Función Principal en domingo, el día del Señor. Además, como mandan nuestras reglas y el calendario litúrgico de la Iglesia celebramos la Exaltación de la Santa Cruz el 14 de septiembre con Eucaristía Solemne ante nuestros Titulares.

Cruz como símbolo del Amor

La Iglesia Católica nunca ha adorado la madera de la Santa Cruz, sino que la venera por lo que representa. En la Cruz nos encontramos y unimos a Cristo. En la Cruz, Cristo nos espera para regalarnos el abrazo de su infinito amor. La Cruz es fruto de la libertad y amor de Jesús. En la Cruz, Cristo comparte nuestro dolor como hombre verdadero. La Cruz es el signo del perdón frente a la ofensa, de la fuerza que brota de la debilidad.

 

Fuentes:

Libro "La Hermandad de la Vera-Cruz de Alcalá del Río. Historia y Alma de una Devoción" 2006

http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-ii_const_19631204_sacrosanctum-concilium_sp.html

http://www.es.catholic.net/